La Técnica Alexander

Imagem 330La Técnica Alexander consiste en unos principios sencillos y prácticos que se pueden aplicar en todo momento y a cualquier actividad. Nos ayudan a reorganizar nuestro peso de manera que favorezca el equilibrio y la coordinación dentro del cuerpo y en relación con la gravedad.

De esta manera facilitamos el soporte postural natural que podemos tener cómo seres humanos, en vez de mantenernos derechos/movernos inconscientemente desde la rigidez y/o el colapso.

Cuanto menos  interferimos con este soporte y más nos dirigimos para construirlo, más fácilmente podemos respirar, digerir, movernos, hablar, cantar, o hacer cualquier actividad. Cuanto más seguimos en proceso, más bienestar sentimos también a nivel emocional y mental. leer más..

Charla semanal gratuita

file000921414970Si te interesa saber más sobre la Técnica Alexander y/o hacer una pequeña prueba para ver cómo funciona – ¡ven a la charla semanal gratuita!

En este formulario puedes indicar el día y la hora que te van mejor. Dependiendo de la disponibilidad de las personas interesadas cada semana, encontraremos el día y la hora para quedar.

¡Hasta pronto!

 

¿Para quién es?

people_comedy_carpetL@s alumn@s de la Técnica Alexander vienen de todos los ámbitos de la vida. La Técnica está dirigida a cualquier persona interesada en conocerse mejor, y en aprender a ayudarse a si misma.

La Técnica ayuda a prevenir o aliviar diferentes tipos de dolores como los dolores de espalda, cuello, rodillas y cabeza, entre otros. Aunque no es una terapia en si, el hecho de cambiar la manera de usarse tiene un efecto sorprendente sobre el funcionamiento y la salud de un@ mism@.

Las personas que quieren mejorar la calidad de una actividad especializada suelen encontrar muy útil la Técnica. Por ejemplo los músicos, bailarines y cantantes, las personas que tienen miedo escénico o que hablan en público, las personas que corren o nadan, que practican el Yoga, que pasan horas delante del ordenador, etc.

A las embarazadas la Técnica les ofrece unas herramientas valiosas para estar más cómodas durante el embarazo y para prepararse para las exigencias especiales del parto y del post parto.

Regalo de un alumno

tortuga_01Fragmento de Cartas a Olga de Vaclav Havel :

” El ser hechizado en mi interior y el que está presente en el mundo se pueden dar la mano en cualquier momento, en cualquier lugar, de cualquier manera: cuando contemplo la copa de un árbol o cuando miro los ojos de otra persona, cuando consigo escribir una carta bonita, cuando me emociona una canción o cuando el fragmento de una lectura pone mis pensamientos en efervescencia, cuando ayudo a alguien o alguien me ayuda a mi, cuando ocurre algo importante o cuando no ocurre nada especial. Esa necesidad nuestra, irreprimible, de trascender los horizontes situacionales, de cuestionar, conocer, explorar, entender, buscar la esencia de las cosas, ¿qué otra cosa es esa necesidad sino otra de las formas de aquel anhelo interminable por recobrar la integridad perdida del ser, aquel anhelo del yo de regresar al ser? ¿Qué otra cosa es sino ese anhelo intrínseco de despertar al propio ser oculto, adormilado, olvidado tantas veces, y a través de él alcanzar aquella plenitud e integridad de la existencia que nuestra intuición nos permite vislumbrar? “

Las clases

1-March 2010 097“La tarea del profesor consiste en ayudar a las personas a superar su tendencia a abordar cada situación contrayéndose y en enseñarles cómo abordar cada situación expandiéndose.” John Nicholls

En cada momento de nuestra vida soportamos y movemos nuestro propio peso. Normalmente no nos damos cuenta de cómo lo hacemos; nos movemos de forma habitual, como siempre lo hemos hecho.

A menudo no somos conscientes de que nuestra manera habitual de usarnos, tanto en reposo como en movimiento, tiene un gran efecto sobre nuestro estado de salud y bienestar psicofísico.

En las clases de Técnica Alexander aprendemos como mejorar nuestro uso de manera consciente. A través del contacto de las manos y algunas instrucciones verbales, se facilita una experiencia sensorial diferente a la habitual, que luego nos sirve como referencia en la vida diaria.

Usamos los movimientos más cotidianos – como sentarse y levantarse de una silla, estirarse, caminar – para ir conociendo nuestros patrones habituales de uso.

Estos simples movimientos que repetimos muchas veces cada día nos ofrecen la oportunidad de practicar el darnos un poquito de tiempo para elegir una respuesta más saludable a cualquier estimulo.

Con el tiempo, cada vez más, podemos experimentar a nuestro organismo trabajando como una unidad, favoreciendo nuestra coordinación general y ahorrándonos energía vital.

La Técnica Alexander se enseña principalmente a través de clases particulares. Un poco como aprender un idioma nuevo, el proceso de aprendizaje requiere tiempo, y se puede profundizar más o menos dependiendo de la necesidad y el interés de cada persona. Una clase dura entre 45 min y una hora. En las clases podemos hablar en Inglés, Catalán o Castellano.

Técnica Alexander para embarazadas

eutokia p2En griego “Eutokia” significa parto feliz. Es la palabra usada por Ilana Machover, profesora senior de Técnica Alexander, doula y pionera en su campo; para nombrar su manera de aplicar los principios de la Técnica Alexander al embarazo, el parto y el post parto.

Durante el embarazo nuestro peso va cambiando a diario y tiene una influencia sobre nuestra manera habitual de estar de pie, de caminar, de sentarnos, de reposar. En las clases de Eutokia aprendemos como reorganizarlo de manera más equilibrada, para poder movernos con facilidad y para encontrar más comodidad en el día a día.

Exploramos diferentes movimientos, tanto activos como de reposo, que se pueden usar durante el embarazo y durante las diferentes fases del parto. Más importante que los movimientos en sí, ponemos una atención especial en como hacerlos, siempre favoreciendo la propia escucha a la necesidad del momento.

Con la/el bebé en brazos, encontramos los medios para que la fuerza de gravedad funcione a favor nuestro, y para prevenir una sobrecarga innecesaria.

Recomiendo empezar las clases de Eutokia a partir de las 12 semanas de gestación. Después de unas pocas clases se puede venir con la pareja o acompañante.

F.M. Alexander

portraitA finales del siglo 19, Frederick Matthias Alexander (Tasmania, 1869 – Londres, 1955) era un actor y recitador profesional con un problema de voz – una ronquera persistente que amenazaba acabar con su carrera. El tratamiento médico no le resultó de gran ayuda, y un día llegó a preguntarse si era algo que hacia el mismo mientras recitaba, lo que estaba causando el problema.

Sigue leyendo

Artículo


Artículo publicado en la revista “Viure en familia” de Julio-Agosto 2014 (número 54)

Hàbits psicofísics
Llibertat per escollir
Gal Keinan

La nostra salut té molt a veure amb la nostra manera de reaccionar. Què passaria si ens aturéssim uns instants a observar els nostres hàbits? La Tècnica Alexander ens proposa una mirada més conscient sobre la manera de funcionar que tenim com a organisme.

“Posa’t bé!” o “posa’t recta!”,em deien quan era nena. Em recordo interpretant el paper de “recte” – bàsicament es tractava d’empènyer el meu pit cap endavant, el cap i el coll es movien cap enrere, i alguna incomoditat a mitja esquena m’obligava a tornar a desplomar-me una altra vegada, passats uns minuts.

La majoria de nosaltres, en notar una incomoditat o fins i tot un dolor, tendim a buscar una solució ràpida, cadascú del seu estil. A aquesta actitud de buscar un resultat sense considerar com aconseguir-ho, tan comuna i quotidiana avui en dia, F.M. Alexander la denominava “anar directament a per un fi”.
Qualsevol cosa podria ser un fi – aixecar-se del sofà, llegir un conte, portar un bebè en braços, preparar el dinar, agafar una trucada. La vida està plena de fins, des dels més petits i pràctics fins als més complexos. Ara bé, voler aconseguir un fi no es un problema. L’ èmfasi d’Alexander era sobre com hi anem, per aconseguir-ho, quins mitjans podem fer servir per no encongir-nos innecessàriament, per no sobrecarregar-nos, per no pagarsense adonar-nos, amb la nostra salut. Sigue leyendo